¡Libertad!


 

  Libertad de estar sin cadenas,

de hablar sin miedo

desafiando al silencio,

y echar a volar hacia el cielo.

 

Libertad es la mirada de un niño

que ha nacido en esta Tierra,

y en ella crece, ríe y juega

sin saber lo que es la guerra.

 

Libertad para sentirte dueño

de tus propios pensamientos.

Libre para proclamar tus sueños

viajando con las alas del viento.

 

  Libertad ¡Quién la tuviera!

Es un quiero y es un puedo,

sin límites, sin fronteras.

El anhelo del prisionero.

 

Libertad, qué palabra más bella

y a la vez tan triste.

¿Será quimera?

 

 

Equinox -